PT | EN | ES

Presidentes


1982/....Jorge Nuno Pinto da Costa1934/36Eduardo Dumont Villares
1972/82Américo de Sá1932/34Sebastião Ferreira Mendes
1967/72Afonso Pinto de Magalhães1931/32António Figueiredo e Melo
1965/67Cesário Bonito1930/31Eduardo Dumont Villares
1961/65José Maria do Nascimento Cordeiro1929/30Augusto Fernando Sequeira
1959/61Luís Ferreira Alves1928/29Urgel Horta
1957/59Paulo Pombo de Carvalho1927/28Sebastião Ferreira Mendes
1955/57Cesário Bonito1926/27Afonso Themudo
1954/55José Carvalho Moreira de Sousa1923/26Domingos d'Almeida Soares
​1951/54Urgel Horta​​1923Sebastião Ferreira Mendes​
​1950/51​Júlio Ribeiro Campos​1922/23​Eurico Brites
1948/50​​Miguel Pereira​1920/22António Cardoso Pinto de Faria​
​1948​Júlio Ribeiro Campos​1917/20Henrique Mesquita​
1945/48​Cesário Bonito​1916/17António Martins Ribeiro​
​1944/45​Luís Ferreira Alves​1914/16António Borges d'Avellar​
​1941/44​​José Sousa Barcelos1912/14​Joaquim Pereira da Silva​
​1940/41​Augusto Pires de Lima​1911/12Guilherme do Carmo Pacheco​
1938/40​Ângelo César​1911Júlio Garcez de Lencastre​
​1936/38​Carlos Teixeira da Costa Júnior​1907/11​José Monteiro da Costa
1893António Nicolau d'Almeida


PRESIDENTE EN EJERCICIO
Jorge Nuno Pinto da Costa

A las seis horas de la madrugada del 28 de diciembre de 1937, nace en el barrio de Cedofeita, en el corazón de Oporto, el cuarto de los seis hijos de José Alexandrino Teixeira da Costa y de Maria Elisa Pinto: Jorge Nuno de Lima Pinto da Costa.

A pesar de descender de una familia de la alta burguesía y de fuertes tradiciones culturales, donde el fútbol no tenía gran eco, desde pronto toma contacto con la modalidad a través de su tío, Armando Pinto, fervoroso aficionado del FC Porto, con quien asiste al primer partido en el Campo da Constituição. Sin gran éxito, sea dicho, porque el pequeño Jorge Nuno es engullido por la multitud y solo consigue ver los ataques en los que el balón acaba en las gradas. Fascinado por el espectáculo, más tarde acaba consiguiendo asistir debidamente a un FC Porto-Sporting, con una victoria portista por 1-0.

Se hace el socio número 26.636 del club azul y blanco y, cuando termina el séptimo año (actual 12.º), en el Instituto Almeida Garrett, ya trabaja en la sección de hockey patines, en el que entra de la mano del presidente, Afonso Pinto de Magalhães. Organiza la sección en pocos años, salva el boxeo de su extinción y socorre otras modalidades amateurs, de las cuales se convierte en director, destacando por el extraordinario dinamismo.

En 1976, convidado por Américo de Sá, llega al Departamento de fútbol y, en 1978, el FC Porto consigue reconquistar el Campeonato Nacional, 19 años después. El año anterior ya había estado marcado por la victoria en la Copa de Portugal y el siguiente, traería el bicampeonato nacional. Sin embargo, al final de cuatro años, no compatibiliza con Américo de Sá, en el famoso Verano Caliente de 1980, y decide apartarse del club. Las dificultades que se viven hacen que emerja más tarde un movimiento de socios liderado por Armando Pimentel, Álvaro Pinto y Neca Couto, en el cual Pinto da Costa es invitado a participar e inclusivo a encabezar una candidatura a la presidencia del FC Porto.

Convencido de que ocuparía el cargo de director de fútbol, duda en un primer momento, pero altera su decisión después de una conversación con su madre, que, para gran sorpresa del hijo, lo anima a aceptar el desafío. Así, el 17 de abril de 1982, la lista encabezada por Fernando Sardoeira Pinto (Asamblea General), Pinto da Costa (dirección) y Manuel Borges (Consejo General) es elegida con más del 95 por ciento de los votos, en aquel que fue el acto electoral más concurrido hasta entonces. Se inicia un nuevo ciclo en el club.


Dos años después, el FC Porto llega a su primer final europea, perdida a manos de una poderosa Juventus con la ayuda de un arbitraje muy polémico. Estaba cumplido uno de los objetivos del mandato de la nueva dirección, pero el gran sueño, ese, se concretizó en 1987, en Viena, con la conquista de la Copa de Europa de Clubes frente al súper favorito Bayern de Múnich. Reyes de Europa, los Dragones se convertían, unos meses más tarde, en dueños del Mundo, con la victoria de la Copa Intercontinental, en Tokio, frente al Peñarol.

Llegamos a los años 90 y llegan más victorias. En el fútbol, el primer tricampeonato, el tetra y el inédito penta, en 1998/99. Fue una época histórica, en la que, en el balonmano, después de 31 años de ayuno, Pinto da Costa celebra uno de los pocos títulos que le faltaban en el currículum, al cual añade además los de hockey patines y de baloncesto, las otras dos modalidades más mediáticas.

Títulos, muchos títulos, que hacen de Pinto da Costa el presidente con más títulos del mundo: dos Copas de Europa/Liga de Campeones, dos Copas Intercontinentales, dos Copas de la UEFA/UEFA Europa League, una Supercopa de Europa, 20 Campeonatos nacionales, 12 Copas de Portugal y 20 Supercopas. A estos se juntan muchos otros en hockey patines, baloncesto, balonmano, billar y natación y también en voleibol, atletismo, boxeo y ciclismo.

Los 35 años de presidencia están, además, indeleblemente marcados por muchas obras también impares y emblemáticas: el rebajamiento de las Antas, la construcción del Estadio do Dragão, del Dragão Caixa y del Museo​ – solo por citar las más relevantes. Es obra, de hecho.​​

Fechar