FCP logo
0

FC Porto ha vencido al Vitória de Guimarães (2-1) y mantiene el primer puesto del campeonato

La tarea no era fácil, tal como Sérgio Conceição había dicho en la previa al partido, pero el FC Porto ha cumplido con lo que el técnico había exigido y ha derrotado al Vitória de Guimarães por 2-1 después de una jornada europea que había servido de aviso: la falta de eficacia se paga cara. A pesar de haber desperdiciado numerosas oportunidades para ampliar el margen de una victoria totalmente merecida, los Dragones suman tres puntos más y regresan al liderato del campeonato, provisionalmente ocupado por un rival que ha vencido el partido más absurdo del que hay memoria en el fútbol portugués.

Sin Pepe, que ha regresado lesionado de Inglaterra, Fábio Cardoso ha sido la única novedad respecto al once de Anfield. Donde no ha habido novedades es en la relación de Otávio con el gol, pero no ha habido suerte en el primer minuto de partido porque el internacional portugués no ha estado lo suficientemente rápido para rematar. También Luis Díaz ha sufrido el mismo mal: en un momento de gran intensidad de lado a lado, Mehdi Taremi ha dejado solo al colombiano ante la portería y éste tenía todo a su favor para abrir el marcador, inclusive la portería abierta, pero ha fallado el objetivo. La contienda estaba reñida y, a una buena intervención defensiva de Diogo Costa, Sérgio Oliveira le respondía de libre directo - fallando por poco el objetivo. Con espacio para hacer lo que mejor sabe hacer, Edwards ha trabajado bien sobre la banda derecha y solo lo ha detenido una falta de Zaidu. Bien posicionado, Luís Godinho ha señalado inmediatamente el respectivo tiro libre directo, sin embargo Artur Soares Dias ha estado igualmente rápido para revertir la decisión del otro juez  y el delantero inglés de los vimaranenses no ha vacilado desde la marca de los once metros. Solo que, en el ataque siguiente, Luis Díaz ha vuelto a demostrar por qué es considerado por la crítica el mejor jugador del campeonato. El número 7 ha llegado al empate de forma sublime con un misil teleguiado que ha entrado en el ángulo superior opuesto de la portería para deleite del Estadio do Dragão. En el descuento, Taremi ha marcado el 2-1 en una jugada confusa. El VAR ha vuelto a intervenir para anular el gol del FC Porto por supuesto fuera de juego de nueve centímetros. 

Con amarilla en la primera parte, Sérgio Oliveira ha cedido su lugar a Vítor Ferreira. Endiablado como de costumbre, Díaz le ha ofrecido a Evanilson la oportunidad de hacer el segundo, sin embargo, el brasileño no ha estado afinado. A continuación, los papeles se han invertido, el canarinho ha asistido al cafetero, pero el remate ha salido flojo y Bruno Varela se ha hecho con el balón. Después de que a Mehdi Taremi le haya impedido arrancar en solitario el número 13 rival, Mumin sumaba la segunda tarjeta amarilla por falta sobre el iraní. Encargado de tirar el respectivo libre, Vitinha ha optado, sin éxito, por el lado del portero. Sobre la hora de partido, Matheus Uribe ha recuperado el esférico, se lo ha entregado a un compatriota en la banda izquierda y se lo ha pasado a Otávio, que solo ha tenido que tocar al lado para que Evanilson hiciese el 2-1 y el tercer gol en la Liga. A la entrada para el último cuarto del partido, Taremi ha desperdiciado su mejor oportunidad para facturar y, en el rebote, el tiro acrobático de Zaidu - inmediatamente sustituido por Wendell – ha salido por encima del larguero. Con Tecatito Corona y Manafá en los lugares de Otávio y João Mário, el 9 portista ha ofrecido otro gol más. Encargado de hacerlo, Corona ha tirado al cuerpo del portero vimaranense. Lo mismo haría Manafá un minuto después, para desesperación de las gradas azules y blancas. Éstas todavía han aplaudido la entrada de Fábio Vieira en los últimos minutos de un triunfo que podría haber tenido otros contornos.

    FC Porto Portal utiliza cookies de diferentes maneras. Conozca más aquí .
    Si continúa navegando por el sitio, se encontrará con consintiendo su uso.